Bruxismo, todo lo que necesitas saber

El Bruxismo es un hábito que ciertas personas tienen y se trata de rechinar los dientes de forma totalmente involuntaria y que suele afectar a un 15 ó 20% de las personas.

que es el bruxismo

Este tipo de trastorno tiene diferentes clases de consecuencias tales como los que se describen a continuación:

  • ciertos desequilibrios en lo que se conoce como ATM o Articulación Témporo Mandibular
  • pérdida de piezas dentales
  • cefalea
  • sensibilidad dental demasiada elevada
  • dolores en cuello, músculos o mandíbula

Por ello resulta de vital importancia que acudas a tu Clinica Dental para que tu dentista pueda tratarlas de la mejor forma posible. Ojo, también es altamente recomendable acudir a un psicólogo para que valore al mismo tiempo los problemas que originan el Bruxismo y que vamos a ver a continuación.

Causas de la aparición de bruxismo

Bruxismo, ¿por qué se produce?

A día de hoy no existe un motivo conciso que sea el origen a la aparición de este trastorno conocido como Bruxismo. Por ejemplo, existen casos en personas ya adultas que el tener mal alineados los dientes puede ser una de las causas de su presencia, pero no la única.

Hace unas líneas hemos comentado que es importante acudir a un psicólogo para una exploración y valoración, ya que también puede hacer acto de presencia por estos motivos:

  • Estrés
  • Tensión
  • Ansiedad

Otra de las causas de padecer Bruxismo la encontramos en que está íntimamente relacionado con lo que se conoce como apnea del sueño. Otros factores pueden ser el ser fumador, la ingesta de altas dosis de cafeína, drogas, alcohol, etc.

Cómo tratarlo

Como ya hemos mencionado, resulta muy importante acudir tanto a un psicólogo y a un dentista para que valoren el caso. Existen diferentes tipos de tratamientos contra este tipo de hábito como los que enumeramos seguidamente.

Ferulas de descarga para tratar el bruxismo

  • Colocación de férulas de descarga, que se encuentran fabricadas en material rígido o acrílico, ya que las primeras férulas, elaboradas en material elástico no acababan de funcionar bien.
  • Realización de diferentes tipos de radiografías.
  • Realizar determinados ejercicios musculares.
  • Someterse a una rehabilitación conocida como oral cuando ya no se padece dolor físico en músculos, mandíbula, oídos o cuello. Esta clase de rehabilitación se efectúa a través de incrustaciones llamadas Onlay.
  • Someterse a una cirugía.

En caso de que este trastorno esté demasiado extendido, se dan casos en que resulta necesario someterse a una cirugía para poder restablecer así todo el equilibrio de nuestro sistema masticatorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s